Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Religión

Las religiones del mundo: todas son ramas de un mismo árbol

Robert Atkinson | Ene 16, 2022

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Robert Atkinson | Ene 16, 2022

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

Al igual que nuestra conciencia evoluciona desde un enfoque personal hacia uno de amor a la humanidad, la religión también evoluciona a través de tradiciones sagradas interconectadas y acumulativas que se expanden con cada nuevo ciclo espiritual.

Este desarrollo evolutivo de la religión puede verse metafóricamente como un árbol con muchas ramas. Los escritos de Shoghi Effendi, el Guardián de la Fe bahá’í, lo describen así:

Así como la evolución orgánica de la humanidad ha sido lenta y gradual, comprendiendo sucesivamente la unificación de la familia, la tribu, la ciudadestado y la nación, también ha sido lenta y progresiva la luz conferida por la Revelación de Dios, en diversas etapas de la evolución de la religión, y reflejada en las sucesivas Dispensaciones del pasado. De hecho, en cada época, la medida de la Revelación Divina ha sido adaptada correspondientemente al grado de progreso social obtenido en tal época por una humanidad en constante evolución… En esta maravillosa Revelación la característica que distingue a Su Ley es la conciencia de la unidad de la humanidad.

RELACIONADO: ¿Por qué las religiones creen que son la última religión?

La única religión por la que vivimos tiene su origen en una Fuente inmutable y eterna. Diversas corrientes de sabiduría espiritual han brotado de un solo Creador, cada una con la misma conexión con lo Divino, ofreciendo al buscador de la verdad una variación socialmente determinada de la verdad universal. Cada una tiene sus propias prácticas, ayudando al proceso común de transformación, que conduce a la liberación de lo transitorio, y a una iluminación que reconoce la unidad del todo.

Un solo árbol, un tronco poderoso, muchas ramas

La unidad de la Divinidad se hace aún más evidente al ver el proceso de la evolución de la religión como un árbol único al que le crecen nuevas ramas con cada nuevo ciclo espiritual. De este árbol sagrado han florecido las ramas de las tradiciones indígenas, las ramas «abrahámicas» y las ramas «dhármicas».

Las ramas indígenas consisten en todas las tradiciones espirituales nativas antiguas y modernas de todo el mundo. Ellos entienden este árbol como sagrado, creado por el Creador de todas las cosas, el Gran Misterio. Simboliza la unidad, la conexión y la eternidad, y se cree que es el árbol que gradualmente reunirá a todos los pueblos de la tierra bajo su sombra, como en la tradición lakota de La historia del árbol sagrado.

Desde los primeros tiempos, los seres espirituales, o mensajeros, han dado instrucciones sagradas para una vida sostenible a los pueblos de todas las naciones. Normalmente solo se les recuerda como los Antiguos, pero una excepción notable es el Pacificador, que llevó los principios de paz, equidad, justicia y unidad a las tribus beligerantes de la región de los Grandes Lagos en lo que ahora es el norte del estado de Nueva York, unificándolas en las Seis Naciones, también conocidas como los Haudenosaunee o la Confederación Iroquesa.

Las ramas abrahámicas están formadas por la línea de profetas, o fundadores de religiones, cuyo linaje directo se remonta a Abraham. Esta línea incluye a Moisés (a través de Isaac), Jesús (a través de Isaac), Muhammad (a través de Ismael) y Bahá’u’lláh (a través de Sara y Keturah). Cada una de las religiones de estos profetas y santos mensajeros comparten la creencia común de que el Creador guía a la humanidad a través de las enseñanzas reveladas a los profetas hasta e incluyendo las de sus propias escrituras.

Las ramas taoístas incluyen el confucianismo, el taoísmo y el sintoísmo, y comparten la visión del universo como un todo orgánico vivo, siguiendo el Camino de los Sabios.

Las ramas dhármicas comprenden las religiones de los profetas Krishna, Buda y Zoroastro, así como otros sistemas de creencias originados en el subcontinente indio, como el jainismo y el sijismo. Estas tradiciones comparten ciertos conceptos espirituales clave, como las diversas formas o interpretaciones del karma, el dharma, el samsara, el moksha y el yoga.

Viendo un solo árbol

Visualizar la religión como un solo árbol nos permite contemplar un sistema de conocimiento antiguo y continuo caracterizado por un proceso orgánico de crecimiento, similar al de toda la naturaleza, que tiene sus propias estaciones de maduración, declive y renovación, con nuevos brotes, ramas y hojas que siempre siguen formando parte del mismo árbol.

Muchos científicos, filósofos y científicos sociales también visualizan la religión como un árbol de muchas ramas, renovado periódicamente por una Fuente. En un discurso que pronunció en los Estados Unidos en 1912, Abdu’l-Bahá explicó este concepto fundamental de esta manera: «La realidad no es múltiple; es una. Por tanto, los fundamentos de los sistemas religiosos son uno debido a que todos provienen de la realidad indivisible«.

Cada ciclo espiritual libera una fuerza omnipresente en el mundo. Esa fuerza, aunque latente hasta que es activada por los esfuerzos humanos, abre los corazones y las mentes de artistas, científicos y otros, transformando a los individuos y a la civilización por igual. Estas fuerzas espirituales consisten en un patrón de energía diseñado para el crecimiento espiritual individual, la construcción de la sociedad, la regulación del mundo de la humanidad y la inculcación a toda la raza humana de la capacidad de alcanzar su unidad y paz destinadas.

RELACIONADO: ¿Por qué muchas de las grandes religiones comenzaron en el Oriente?

A medida que pasan los siglos, la sociedad logra reconocer de donde proviene este poder transformador que impulsa el avance de la conciencia colectiva, y continúa aprovechando la liberación de energías espirituales a medida que el ciclo sigue su curso natural. En unos pocos milenios de estos ciclos, con cada nueva revelación, la humanidad ha visto sus círculos de unidad expandirse, sucesivamente, hasta el punto donde nos encontramos ahora – siendo testigos de una conciencia global emergente.

A lo largo de la historia, los mensajeros del Creador siempre han tenido el objetivo común de educar gradualmente la conciencia humana, por etapas, para lograr reconocer la unidad de la humanidad. Cada ciclo ha hecho un avance hacia este objetivo, pero no hay ninguna diferencia esencial entre ninguno de estos mensajeros, excepto que han respondido a las necesidades cambiantes de sus respectivas épocas.

Esta perspectiva evolutiva del desarrollo de la religión explica los enormes cambios y diferencias que se han producido de un ciclo espiritual a otro. Nos permite ver que la diversidad de las costumbres religiosas, la práctica e incluso la doctrina puede compararse con la diversidad en la vestimenta, los métodos de curación, la higiene, las preferencias dietéticas y la actividad económica entre grupos culturales, étnicos y nacionales. El próximo ensayo de esta serie explorará cómo puede replantearse la religión a la luz de este oportuno principio.

Adaptado de The Story of Our Time, de Robert Atkinson: From Duality to Interconnectedness to Oneness, Sacred Stories Publishing: https://amzn.to/3jK8lHJ

También podría interesarte

Religión

El propósito de la vida para los bahá'ís

Religión

Ocho ideas erróneas acerca de la fe bahá'í

Religión

La Fe Bahá'í: un resumen


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.